Descubre tu bestia. Cartografías del Conocimiento en Castro y Valdivia

15 - 12 - 20
Publicado por

Los Cecrea de Castro y Valdivia unieron fuerzas para realizar un laboratorio conjunto de Cartografías del Conocimiento, llamado Descubre tu bestia. Combinando estrategias de reconocimiento territorial desde el hogar, como buscar fotos familiares y elementos identitarios, con herramientas de mapeo digital como Google Earth, el equipo de facilitadores de Castro propuso la exploración y creación de niñas, niños y jóvenes de ambas localidades.

Cada niña y niño fue invitado a crear su propio avatar para compartir digitalmente, el cual luego tenía que ser acompañado por una o dos bestias que se convirtieron en un juego similar al “adivina quién”. Las bestias se fueron construyendo en torno a sus cualidades, historias y superpoderes, dejando aparecer referentes fantásticos y propios del territorio, tales como animales marinos, sirenas y otros elementos acuáticos y naturales de las regiones de la Araucanía y de Los Ríos. Los imaginarios de niños, niñas y jóvenes adquirieron vida al jugar con ellas. Cada uno debía escoger una bestia de todas las creadas e invitar a los demás a hacer preguntas de respuesta sí o no, para descubrir cuál es tu bestia.

Sobre Cartografías del Conocimiento

Cartografías del Conocimiento es una invitación a niños, niñas y jóvenes de todos los rincones de Chile a crear y editar intuitivamente el conocimiento de la relación arte y ciencia de sus territorios. Las nociones de conocimiento, educación, cultura libre, entre otras, son exploradas a partir de una metodología de laboratorio creativo, lúdico y editorial que combina el espacio íntimo con el colectivo y la interacción análoga con la digital.

La Escuela de la Intuición -programa de comunidades y aprendizajes de la Corporación Chilena de Video y Artes Electrónicas (CChV)- en alianza con los Centros de Creación Crecrea Chile, la carrera de psicología de la Universidad de Chile y Wikimedia Chile, propuso esta iniciativa en ocho regiones del país como una respuesta a los desafíos actuales de la educación.

La producción intuitiva de estas comunidades intergeneracionales es una invitación a que sigamos construyendo y validando los conocimientos de los territorios, para componer una cultura digital libre y distribuida, que valora las voces de todas las generaciones de la sociedad.

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita porFrancisca Gabler